Tipsparaseduciraunamujer.com

Secretos, trucos y consejos para ser el hombre ideal

7 reglas para hacer crecer un negocio exitoso (incluso si no sabes por dónde empezar)

¿Qué debe hacer un hombre para empezar una vida de guardabosques solitario y convertirse en un trabajador autónomo?

La mayoría de los hombres están acostumbrados a refunfuñar tranquilamente sobre cómo están enfermos y cansados de ser cachorros de oficina. No pierden ninguna oportunidad de quejarse de lo dura que es su vida y lo debilitante que es su sufrimiento por la rutina diaria del trabajo.

Por lo general, estos gruñones tienen la cabeza llena de quejas desesperadas. Supongo que tienes al menos un amigo, o tal vez seas el único en tu oficina que no es de ese tipo. Por lo general, estos tipos son mayoría, y no hay nada que puedas hacer al respecto, excepto ser diferente.

Entonces, ¿por qué tantos hombres prefieren años de sufrimiento por el trabajo pesado de oficina, los jefes locos, el agotador trabajo de la industria y otras dificultades diarias de los héroes anónimos de la clase trabajadora? ¿Por qué no pueden cambiar a la vida empresarial independiente y libre de un empresario?

En este artículo, responderemos a estas preguntas. Te daremos pistas sobre cómo cambiar tu forma de vida y hacerla diferente de una vez por todas. Si tiene miedo de cambiar algo – deténgase en esta línea y no siga leyendo.

1. Regla número uno – vencer tus miedos

Nunca llegarás a ser un empresario exitoso si no puedes arriesgarte. Si crees que no tienes miedo, trata de averiguar qué es lo que te obstaculiza todo el tiempo. ¿Se ha preguntado por qué siempre se abstiene de comenzar su propio negocio?

Tú lo llamas ser considerado y cuidadoso, mientras que cuando analizas las raíces de tu cuidado, verás un miedo puro y desnudo. Este sentimiento te aleja de tus sueños y se vuelve inherente y toma las riendas de tus emociones y planes para el futuro.

Le das a tu miedo otros nombres, pero la esencia descansa igual. Trate de descubrir todos sus temblores para superar un pánico oculto frente a los nuevos desafíos que la vida de empresario puede traer. Usualmente tu miedo viene disfrazado de arrogancia, postergación, parcialidad, prejuicios. Por lo general, estos inconvenientes del comportamiento de las personas son causados por el miedo innato de los animales frente a los cambios. Averigüe cuál es la causa de sus ansiedades, y luego visualizará las caras de los enemigos de sus sueños. Aprende y analiza tus hábitos, conócete mejor a ti mismo y entonces descubrirás qué obstáculos obstaculizan tu progreso.

El miedo más poderoso de todos es el miedo al fracaso, sin importar cuántos años tengas, dieciocho, un hombre joven de unos veinte años, un adulto de 40 años, te preocupas por lo que tus amigos te digan. Hay un sentimiento inherente de miedo a fallar.

Para superarlo, siga este valioso consejo de Thomas Edison, quien dijo: “No he fallado 10.000 veces”, y luego añadió: “No he fallado ni una sola vez. He logrado probar que esas 10.000 formas no funcionarán. Cuando haya eliminado las formas que no funcionarán, encontraré la forma de que funcionen”.

Después de leer estas palabras no tienes derecho moral a quejarte. No digas que tienes miedo de dar por lo menos un paso fuera de una zona de comodidad sólo porque tienes miedo de fracasar.

2. La segunda regla: empezar desde cualquier lugar

¿Por dónde empezar? ¡Desde tu garaje! Bueno, si no tienes uno, tómalo como una metáfora y empieza todo desde una pequeña idea.

Nuestra era de negocios puede ser llamada una era de startups. Las grandes corporaciones de hoy en día son las pequeñas ideas de ayer implementadas por un empleado empollón o un estudiante que se negó a ser una víctima y se atrevió a arriesgarse. Estos tipos fueron lo suficientemente persistentes como para negar la forma de vida que solían tener.

Viviendo en un garaje, trabajando sin dormir en las ideas con las que se quemaron. De ahí es de donde vinieron el Amazon, Apple, Disney, Google, Harley Davidson, Hewlett-Packard – un garaje. Mira de dónde salieron estos tipos, y ahora mira tu traje elegante y la jaula dorada de tu oficina – ¿no lo cambiarías por un papel principal en tu proyecto?

3. La tercera regla: el reto a superar es el financiero

¿Qué hacer si no tienes capital para empezar? ¿Debes tomar préstamos y créditos bancarios, o vender la herencia de tu abuela?

Trate de alejarse de estos prejuicios tradicionales y piense de manera diferente; si tiene una buena idea, este es su capital inicial. Si todavía no puede hacer que su idea funcione sin una afluencia de dinero, haga una buena presentación de su plan de negocios, proporciónele gráficos de estadísticas coherentes y otros datos persuasivos y llame a las puertas de los inversionistas que puedan interesarse en sus ideas. Un día te sentirás ganador de la serie Dragons$0027 Den!

Sea inventivo, venda servicios, cambie lo que necesita, haga ofertas de intercambio inusuales, revenda. Hay muchas maneras de empezar a hacer las cosas sin tener dinero – sea inventivo y pruebe a su manera. Repensar los métodos tradicionales y crear nuevos, sin importar lo extravagantes que puedan ser.

4. La cuarta regla: promover lo que haces

No te ofrecemos ser irritantemente persistente. Sé tú mismo y valora lo que haces. El negocio que empezaste es un bebé, fue concebido y criado, y ahora tienes que enseñárselo al mundo. Haga que su idea brille y funcione para la gente.

Para ello, es necesario popularizarlo y ofrecerlo a los clientes. La mejor manera de hacer publicidad de su producto si no tiene presupuesto es con una palabra en la web – las redes sociales. Crea tu página en Facebook, invita a tus amigos, antiguos compañeros de trabajo. Reúna a cualquier persona que pueda estar interesada en lo que usted produce o en los servicios que usted provee.

Si su negocio es local – use algunos folletos impresos, difunda información sobre sus actividades de una manera apasionante. Use su imaginación o pregunte a alguien que pueda hacerlo mejor para ayudarle.

El punto principal es llegar al público, involucrar a tantos clientes potenciales como sea posible.

5. La quinta regla: organizar sus finanzas

Asegúrese de que la gestión de su esquema de cuentas por cobrar sea sólida y segura. Si usted es un vendedor minorista y sus operaciones financieras están aseguradas por plataformas en línea como Amazon o Etsy, no debería preocuparse. Por lo general, estas grandes empresas se ocupan de la seguridad de sus clientes. El campo de los servicios es absolutamente diferente, así como el del marketing mayorista.

Ajuste su negocio a algunas reglas estrictas de pago, no sea demasiado ingenuo. Hay tantos compradores que utilizarán cualquier posibilidad de retrasar los pagos o de extenderlos durante mucho tiempo. No dejes que nadie te engañe, pero no olvides ser flexible a veces también. A veces las empresas deben tomar ciertas decisiones audaces para beneficiarse de ellas más tarde.

6. Regla número seis: trabaje como si mañana fuera su último día

La mayoría de la gente piensa que es el punto más difícil para hacer negocios y se está desilusionando. La baja autoestima y los complejos de inferioridad les hacen creer que no lograrán trabajar día y noche para que su negocio funcione.

Pero si echamos un vistazo más de cerca a los empresarios exitosos – les gusta lo que están haciendo, su laboriosidad les da placer. La gente piensa diferente cuando sabe que trabaja para el desarrollo del negocio que inició.

Se considera que los empresarios son más felices que los oficinistas, ya que están plenamente motivados para trabajar. Hacer crecer su negocio es también una forma de autoexpresión. Mientras que los artistas se sienten satisfechos con las obras maestras, los empresarios experimentan los mismos sentimientos mientras trabajan en su propio negocio.

7. Regla número siete: nunca dejes de aprender y siempre intenta algo nuevo

Si quieres que tu negocio siga las tendencias modernas y sea сompetitive, necesitas aprender todo el tiempo. Usted puede hacer una tragedia de esta declaración, especialmente si usted no fue un estudiante diligente durante su educación. Trate de mirarlo desde un ángulo diferente.

Cuando creas tu negocio en un campo que te gusta, siempre es un placer evolucionar y profundizar en él. Descubrir cualquier cosa nueva en un negocio que usted hace le traerá sólo placer.

¿Tienes algunos pasatiempos? ¿Eres el mejor en algo que nunca consideraste que te aportara ingresos? Empieza a desarrollar lo que más te guste y aprende más sobre ello. Si está cerca de tu corazón, te encantará aprender y desarrollarte cada día en el campo que elijas.

8. Regla número ocho: crear valor

Hagas lo que hagas, si a la gente le gusta, estarán dispuestos a pagar por ello. Pero si intentas engañarlos, tu éxito no durará mucho.

Por lo general, cuando un empresario pone el ganar dinero como piedra angular de su negocio, nunca logra ningún logro. El producto en sí no importa tanto. Apenas se puede suministrar a la gente algo único, con algo que no puedan encontrar en la web o en el mercado más cercano. La misma declaración se puede aplicar con respecto a los servicios que su empresa proporciona.

Si su negocio no aporta ningún valor a la sociedad, no vale la pena lanzarlo.

Incluso si usted está vendiendo piruletas en las ferias, lo principal que debe tener en cuenta es que usted no está vendiendo terrones de azúcar de colores, pero usted trae alegría a los niños. Esta regla también se puede aplicar a las grandes empresas.

Sé valiente, elige atreverte y sigue tus sueños! Sin importar la edad que tengas: dieciocho o cuarenta años, valora cada momento de tu vida y no le des a nadie la oportunidad de ser dueño de tu destino. ¡Ve a por ello!