Tipsparaseduciraunamujer.com

Secretos, trucos y consejos para ser el hombre ideal

Cómo un colchón puede destruir su vida sexual

Los seres humanos son conocidos por ser extremadamente aventureros en su vida sexual, desde las posiciones que intentan hasta los nuevos lugares que se proponen como íntimos, y eso deja mucho que desear. La única cosa que siempre permanece constante para todos es el colchón; sin importar la hora o el lugar, la mayoría de las personas siempre terminan teniendo sexo en la cama en un colchón.

El colchón juega un papel importante en su vida sexual y, por lo tanto, puede determinar cómo será la experiencia, considerando que este es uno de los momentos más íntimos en la vida de una persona. Es necesario tener en cuenta que aunque el colchón se utiliza para la intimidad, también puede tener un impacto negativo en su vida sexual.

El tipo de colchón que usted usa puede afectar negativamente su vida sexual de las siguientes maneras:

Cómo un colchón puede destruir su vida sexual

1. No responde al movimiento

Un colchón que no es rebotador puede ser muy incómodo durante el sexo. La idea de que un colchón firme es el mejor para el sexo no es del todo cierta; la capacidad de respuesta de su colchón puede hacer que los encuentros sexuales sean mucho mejores.

Aunque un colchón firme puede funcionar para algunas parejas debido a orgasmos más rápidos y menos tracción debido al efecto de sujeción, puede no ser lo que una persona más íntima está buscando. La idea es conseguir que el otro socio en el ritmo con usted, pero esto puede ser imposible si el colchón es simplemente rígido.

2. El ruido no es atractivo

Muchas personas preferirían que sus momentos íntimos se mantuvieran en privado. Un colchón que no tiene reducción de ruido puede ser la razón por la cual una pareja ya no puede ser íntima. Hacer el amor no se supone que sea un asunto público, por lo tanto, si el colchón que usted usa “hace ruido”, entonces hay una alta probabilidad de que su vida sexual sufra debido a la vergüenza que usted enfrenta. Consiga un colchón tranquilo para asegurarse de que lo que sucede en el dormitorio se queda en el dormitorio.

3. Me estoy infectando después de tener relaciones sexuales

Muchas personas asumen erróneamente que pueden contraer una infección de su pareja, pero su colchón podría ser el problema principal. Un colchón que no sea microbiano e hipoalergénico podría fácilmente llevar a una pareja a revolcarse con bacterias y gérmenes.

Si este problema no se aborda adecuadamente, la vida sexual se convierte automáticamente en una víctima. Es probable que se culpe a los hombres por esto. El hecho de que las mujeres respondan más rápido que los hombres a las infecciones ha hecho que se les culpe de lo que no es culpa de nadie.

4. El sexo no es económico

El costo de un colchón de buena calidad puede ser demasiado alto para muchas personas, de ahí la necesidad de mantenerlo cuando compran. Un buen colchón se supone que no sólo soporta el peso de la pareja, sino que también es duradero en el tiempo.

Las posibilidades de que el colchón se caiga y la pareja necesite comprar uno nuevo debido a la intimidad pueden ser la razón por la cual la pareja ya no tiene tanto sexo. Los tiempos económicos difíciles han afectado a todos los sectores; la idea de comprar un colchón sólo porque el sexo lo está haciendo caer ya no es una prioridad.

No hace falta decir que no te mecerás en el dormitorio mientras estés cansado. Su calidad de sueño debe ser su prioridad. Harvard Health ha elaborado una guía útil para establecer una buena higiene del sueño, y los conceptos básicos son fáciles de seguir. Fije una hora regular para acostarse y cúmplala; apague los aparatos que emiten luz azul y muévase brevemente si no puede dormir inmediatamente.

Harvard también notó la importancia de una buena cama; esta es una opinión compartida por los expertos en sueño BedTester.com, quienes notan el impacto de un buen colchón en su postura y su capacidad para dormir bien durante la noche.

5. No puedo disfrutar de ciertas posiciones

Diferentes personas duermen en diferentes posiciones y el tipo de colchón que usan determina el nivel de comodidad que sentirán. Tenemos a los que yacen boca arriba, boca abajo y de costado. Lo mismo se aplica a las posiciones sexuales, diferentes personas disfrutan de diferentes posiciones sexuales, pero su colchón puede impedirle disfrutar de la intimidad.

Un ejemplo sería el colchón de látex que tiene 2 capas – el mediano sería bueno para los que duermen de lado y por supuesto para cualquiera, y el mediano lado firme que funciona para los que duermen de espalda y estómago, como un colchón sería bueno para todos si sólo se pegaran al lado correcto. Moverse al otro lado puede ser incómodo y seguramente matará la intimidad.

6. Se pone demasiado caliente

La mayoría de las personas no pueden disfrutar de la intimidad cuando se sienten incómodas. Algunos colchones pueden calentarse demasiado y esto obviamente matará la intimidad porque puede dar la sensación de “ahogamiento”. El colchón en el que usted tiene relaciones íntimas no se supone que sea una cama de agua a menos que esa sea la intención o el acuerdo con su pareja. Y aunque lo fuera, no creo que el sudor sea atractivo. Una solución rápida puede ser un colchón de enfriamiento.

7. El sueño sigue siendo importante

Hay parejas que prefieren intimar por la mañana. Hay otros que prefieren hacerlo varias veces por noche. Esto significa que necesitarán estar bien descansados ya que la intimidad es en realidad una actividad que requiere mucho esfuerzo físico. Un colchón incómodo matará instantáneamente el estado de ánimo ya que nadie puede intimar si se siente cansado y tal vez hasta con dolor debido a la incomodidad causada por un colchón. Cuanto más cómodo sea el colchón, mejor será su vida sexual.

Entonces, ¿qué factores puede considerar para asegurarse de que su vida sexual no se vea afectada por su colchón?

No deje que su colchón arruine su vida sexual

El colchón necesita responder fácilmente

Tener un colchón que hace que el sexo parezca acción en arenas movedizas no es nada bueno. Consigue uno que tenga ritmo contigo. Esto asegurará que tanto usted como su pareja estén obteniendo lo mejor del otro.

Absorción sin impacto

Un buen colchón para el sexo necesita ser rebotador. Se cree que el rebote crea un ritmo que hace que la intimidad sea más agradable. Esto sólo significa que el colchón no puede ser rígido.

Llave baja es el camino a seguir

Ser el prójimo cuyas actividades sexuales son conocidas no es nada agradable. La intimidad es una actividad extremadamente privada. Asegúrese de conseguir un colchón que no cause molestias acústicas a los que le rodean y que le cause vergüenza.

Tiene que ser durable

No hay manera de saber esto al 100% a menos que lo pruebes literalmente. Un buen colchón para el sexo debe ser uno que se mantenga en su sitio incluso después de varias “pruebas” sin distorsionarse o caerse. La prueba tendría que ser monitorear cómo reacciona el colchón a su acto sexual.

La comodidad es clave

Al final del día, el uso principal del colchón es dormir en él. Asegúrese de comprar un colchón que le permita dormir y descansar bien porque esto afectará su desempeño sexual. Un cuerpo cansado no funcionará, y en la medida en que el sexo es una actividad física, su estado mental determina el resultado final. Si está cansado, se le notará.

El tamaño importa

Sé que el tamaño no se supone que sea una consideración durante el sexo, pero para el colchón, sí lo es. Escoja un colchón que pueda acomodar a los dos cómodamente sin que ninguno de los dos se caiga. Cuanto más grande sea la cama, mejor para todos, especialmente para la pareja.

Más vale que esté hecho de material no tóxico

Un gran colchón tiene que ser hecho de material no tóxico porque su cuerpo está en contacto constante con él. Es necesario conseguir un colchón de calidad que no lo infecte con infecciones extrañas y que cause cualquier otra lesión corporal o interna.

Comprar un colchón ya es una tarea agitada, pero con la llegada de la tecnología, se ha hecho más fácil. Las plataformas en línea han allanado el camino para cualquiera que prefiera comprar desde casa.

Comprar ; sólo requiere que el usuario acceda a un sitio web que venda los colchones. La mejor parte es que por lo general tienen descripciones para el colchón para que usted pueda seleccionar los que desee según sus especificaciones, tales como tipo, tamaño y costos.

Los colchones no son muy baratos para comprar, de ahí la necesidad de obtener las mejores tarifas siempre que sea posible. Cualquier tipo de descuento también sería genial. Para comprar un colchón de calidad, aquí es donde entran los cupones. Un cupón es un vale que da derecho al portador a un descuento en un producto. Un cupón del colchón sería una gran manera de comprar uno de buena calidad sin cavar demasiado profundo en los bolsillos. Hay sitios web de cupones disponibles para cualquiera que esté interesado – el uso de un sitio web como este es una manera segura de llegar a un sitio web de cupones de colchón de buena reputación.

El sexo y los colchones van de la mano. Para poder disfrutar del sexo, usted debe estar dispuesto a trabajar. Esto significa que usted debe asegurarse de investigar a fondo antes de obtener uno. Asegúrese de buscar las opiniones de diferentes personas, especialmente de su pareja, de modo que pueda estar seguro de obtener lo que es cómodo para ambos. La intimidad es importante y por lo tanto es necesario conseguir un colchón de calidad sin importar el precio. Asegúrese de estar atento a las ventas y descuentos todo el tiempo y busque buenas ofertas en línea. Compare precios entre vendedores para asegurarse de que no le están estafando.