Tipsparaseduciraunamujer.com

Secretos, trucos y consejos para ser el hombre ideal

Hygge, Lagom y Sisu: 3 filosofías nórdicas de la vida y 9 lecciones que podemos aprender de ellas

La vida es impredecible. A veces es una experiencia placentera, y a veces es sólo una secuencia de obstáculos que te hacen pensar, “¿Cómo se supone que debo manejar todo esto?” A veces es difícil navegar a través de todas las sorpresas que ofrece la vida.

Cualquier hombre ocupado tiene sus prioridades y metas a largo plazo, por lo que no hay tiempo para tomar un descanso sólo para pensar en lo que es la vida, y qué hacer cuando caes en esta extraña montaña rusa. Si te has encontrado exactamente en la misma situación en la que no sabes cuál es la mejor solución, entonces ciertamente necesitas enfocar esta situación filosóficamente.

Durante los últimos dos años, las filosofías escandinavas de la vida se hicieron muy populares en los países occidentales. Hay muchos libros, conferencias y artículos que describen conceptos escandinavos, por ejemplo, danés hygge . Hygge (se pronuncia como$0027hoo-guh$0027) es un enfoque danés de la vida que significa crear un ambiente cómodo y pacífico. ¿Por qué es tan popular? Bueno, los daneses son las personas más felices de Europa, ¿es razón suficiente para escucharlos? Por supuesto, no todas las situaciones difíciles pueden ser manejadas simplemente creando una atmósfera de paz alrededor. ¿Qué hacer si te falta energía? En este caso, los escandinavos también saben la respuesta. Esta vez, los finlandeses están dispuestos a ayudarle con su concepto de sisu ($0027see-soo$0027) – le ayudará a dedicarse y a seguir intentándolo sin importar qué. Si usted sufre de malos hábitos o falta de autocontrol, Swedish lagom ($0027law-gm$0027) es su solución.

Echemos un vistazo más de cerca a estas filosofías y averigüemos cómo podemos usarlas para ser más productivos, decididos, relajados y satisfechos con el momento presente.

Hygge, Lagom y Sisu

Hygge es una de las filosofías nórdicas más populares. Si buscas en Google$0027hygge$0027, verás muchas fotos de gente usando suéteres, bebiendo chocolate caliente y mirando velas. Sin embargo, la higiene no es una tendencia más centrada en las cosas materiales. Hygge es un sentimiento. Puedes sentirte higiénico cuando estás relajado, cuando disfrutas de una interesante conversación con tus amigos, cuando te pones un suéter acogedor, o cuando miras el fuego, bebiendo vino caliente.

Lección 1: Pase más tiempo con sus amigos

Muchos daneses señalan que no han visto la higiene en los EE.UU. porque los estadounidenses son demasiado independientes. Por el contrario, los daneses ven a sus amigos más a menudo que otros europeos, y el sentido de comunidad es muy importante para la mayoría de ellos. A veces, todo lo que necesitas hacer es estar rodeado de gente que te entienda y te apoye, incluso si no hay un propósito en particular de conocerlos.

Aprecie a sus amigos y pase más tiempo con su familia. Esta es su comunidad que puede darle poder y darle un sentido de pertenencia.

Lección 2: Disfrute del momento presente

Sin embargo, la higiene no se trata sólo de conocer gente. También se trata de permanecer en el momento presente y disfrutarlo. Los daneses piensan que puedes disfrutar de tu vida si creas un ambiente agradable y tranquilo y te rodeas de pequeñas cosas que te hagan feliz. Estas pueden ser velas perfumadas, calcetines calientes, una taza de café o su música favorita. El objetivo es crear un ambiente cálido y confortable dondequiera que vayas para que te sientas feliz.

Lección 3: Trabaje y disfrute de la vida con moderación

Los suecos piensan que la clave de la felicidad es vivir con moderación. Esta es la manera más fácil de traer más equilibrio a su vida. No trabajes demasiado, de lo contrario, te sentirás agotado. No compres demasiadas cosas, de lo contrario, te obsesionarás con las cosas pero no te harán feliz. No comas demasiada comida rápida, no bebas demasiado, no demores demasiado – de esto se trata el lagom.

Eso no significa que no puedas hacer estas cosas, sino todo lo contrario, puedes hacer lo que necesites para sentirte feliz. La clave es tomar el término medio y no sobrepasar los límites. Este simple enfoque puede ayudarle a evitar la mayoría de sus tensiones diarias.

Lección 4: Nunca se rinda

Si las cosas se ponen realmente mal, seguramente te beneficiarás de seguir la filosofía finlandesa del sisu. Este principio puede describirse más o menos en inglés como tener una columna vertebral y coraje.

Sin embargo, el sisu es más que eso. Sisu es un concepto casi místico que significa ser un héroe de tu propia historia. Como Winston Churchill dijo una vez, si estás pasando por un infierno, ¡deberías seguir adelante! Sisu es un principio que salva vidas. No importa lo que te pase, lo mejor que puedes hacer es mantenerte fuerte y tener esperanza.

Cómo incorporar los principios de Hygge, Lagom y Sisu en su vida cotidiana

Como puedes ver, estos tres principios filosóficos consideran diferentes aspectos de nuestras vidas, así que no hay necesidad de elegir entre ellos. Si se encuentra en una situación en la que tiene que tomar una decisión importante y actuar con decisión, sisu puede ayudarle. Si necesita relajarse y recargar su energía, aquí es donde se beneficiará de la higiene y el lagom. Sin embargo, puede tomar algún tiempo hasta que usted aprenda a vivir de acuerdo a estos principios.

Lección 5: Tómese un tiempo para sí mismo

Hygge no sólo se trata de crear un ambiente acogedor y de conocer amigos, sino también de pequeñas tradiciones que te ayudan a olvidarte de cualquier problema y a disfrutar de tu vida. Por ejemplo, puede organizar una noche de juegos cada semana, o puede alquilar una cabaña los domingos y pasar algún tiempo lejos de la ruidosa ciudad. Conocer a gente que amas y hacer algo juntos. Sólo siéntese y hable, beba chocolate caliente o juegue juegos de mesa y hable. También puedes aprender algo de artesanía. Hacer algo con sus propias manos puede resultar ser la manera más efectiva de calmarse.

Lección 6: Desconectar

Toda la gente moderna pasa demasiado tiempo en sus teléfonos inteligentes. Para muchos de nosotros, los teléfonos inteligentes y las tabletas se han convertido en una especie de extensión de nuestro cuerpo. Por un lado, estos dispositivos nos ayudan en todo, desde la comunicación hasta la reserva de hoteles y el pago de facturas. Por otro lado, cuanto más tiempo pasas en el mundo digital, menos consciente eres del momento presente y de las cosas reales que te rodean. Hygge se trata de disfrutar de cosas reales. Simplemente apague el teléfono por un par de horas, encienda una vela y lea un libro en su lugar.

Es importante apreciar el mundo real en el que vivimos, aunque esté lejos de los estándares idealistas que vemos en los medios sociales. Los daneses también prestan especial atención a todo lo relacionado con la naturaleza. Incluso intentan traer el aire libre a sus casas, decorándolas con artículos de madera, plantas, piedras, etc. Todos estos objetos pueden ayudarle a sentirse más cerca de la naturaleza.

Lección 7: Trate de encontrar un equilibrio

Hay muchos problemas que tienen las mismas raíces – estamos exagerando. Comemos en exceso, trabajamos demasiado e incluso revisamos los correos electrónicos de nuestro trabajo en casa. Queremos ser los mejores en todo, así que hacemos varias tareas a la vez y presionamos con todas nuestras fuerzas para sentirnos un poco más exitosos. Sin embargo, este enfoque no parece funcionar.

En lugar de sentirnos satisfechos con nuestros logros, nos sentimos exhaustos y desconcertados, que es la forma más fácil de perder la motivación. Lagom es un principio que puede ayudarle a encontrar un equilibrio en todo y así tener más energía y sentirse menos estresado. ¿Realmente necesitas tomar demasiado? ¿Qué pasa si tratas de tener lo suficiente?

Lección 8: Ama lo que eres

Usted debe entender que el estilo de vida excesivo tiene sus consecuencias. Seguimos a las celebridades en los medios sociales y constantemente nos dicen lo que deberíamos ser. Tal vez, a menudo piensas: “Debería ejercitarme/trabajar/viajar/socializarme más. Necesito un trabajo mejor. Debería dejar de comer carne. Debería comprar un coche mejor…” En lugar de ser un impulso motivacional, una carrera de ratas de este tipo se convierte a menudo en un obstáculo para nuestra felicidad. Estamos constantemente buscando más y no podemos disfrutar de lo que tenemos. No amamos lo que somos.

Lagom nos enseña que está bien si no tienes un salario de seis cifras y un gran barco cargado de bonitas modelos. Lo principal es sentirse feliz, ¿no?

Lagom no es sólo una cuestión de objetivos personales. La moderación es buena para todo. Por ejemplo, digamos que quieres que un coche más grande se sienta más masculino. Tendrá que comprar más gasolina, lo que significa que gastará más dinero y que su automóvil producirá más emisiones, lo que perjudicará al medio ambiente. Cuanto más compramos, más tiramos y desperdiciamos.

Lección 9: No vaciles

Otra cosa importante es mantenerse activo y no dudar a la hora de tomar una decisión. La filosofía del sisu nos enseña que estar comprometidos y activos es la mejor manera de superar cualquier obstáculo. Cree en ti mismo y, si quieres hacer algo, hazlo. No pienses si eres lo suficientemente bueno, sólo inténtalo. Usted puede entrenar su habilidad para tomar decisiones rápidamente probando el bungee jumping o el paracaidismo. Una vez que superes tus miedos, te sentirás mucho más fuerte, y los problemas cotidianos ya no serán tan difíciles para ti.

Sisu se trata de no tener miedo de las dificultades. Sisu significa seguir adelante aunque no estés seguro de poder ganar. Sisu significa tener agallas, y todos necesitan abrazar este principio para sentirse más fuertes y lograr metas importantes.

Conclusión

Hygge, lagom y sisu son principios filosóficos nórdicos que pueden ayudarle en muchas situaciones difíciles. Vivimos en un mundo loco. A veces todo lo que necesitamos para sentirnos felices es una taza de chocolate caliente y un sonido de nuestros mejores amigos riéndose. A veces deberíamos aceptar el hecho de que más cosas o más dinero no nos harán necesariamente más felices, y a veces, necesitamos creer en nosotros mismos y mantenernos fuertes. Practica estos principios en tu vida diaria y, tal vez, ¡verás por qué los escandinavos están clasificados como las personas más felices del mundo!