Tipsparaseduciraunamujer.com

Secretos, trucos y consejos para ser el hombre ideal

¿Qué son los clavos y por qué de repente son tan populares?

Encuesta rápida: La tendencia sexual más caliente de 2015 fue: 1 – Facesitting. 2 – Chorreando. 3 – Juguetes sexuales de género neutro. Vale, no tengo ni idea, deja un comentario con lo que crees que fue el año pasado y es este año.

Levante la mano si recientemente ha oído hablar del clavado. Mantenga la mano en alto si nunca había oído hablar de la palabra hasta hace poco. Si le hubieras preguntado a la mayoría de la gente hace unos años qué era el clavado, lo más probable es que hubieran pensado que estabas hablando de colgar ropa en una línea o posiblemente de algún extraño ritual de Cribbage. Sé que lo habría hecho. Incluso cuando lo escuché por primera vez en un contexto claramente sexual, no lo entendí de inmediato.

Para cualquier persona que todavía no está en la tendencia sexual más caliente para 2016, el pegging es cuando una mujer penetra a su pareja masculina (heterosexual o bisexual) con un consolador strap-on. El acto no es nada nuevo, aunque fue acuñado recientemente. Desde una perspectiva histórica, el primer incidente de vinculación documentada tuvo lugar en la película de 1970 Myra Breckinridge , basada en la novela de Gore Vidal y que no es de naturaleza pornográfica. La escena que aparece en Myra Breckinridge no era explícita ya que se trataba de una película convencional. La primera escena explícita de clavado fue en la película pornográfica La apertura de Misty Beethoven que se estrenó en 1976.

Aún así, el clavado no era exactamente la corriente principal. Sin embargo, estaba ganando popularidad en el mundo del entretenimiento para adultos. Películas como Strap Attack , , Strap It On , Boss Bitches , Babes Ballin Boys y Strap-on Chicks se estrenaron a un público ávido a finales de la década de 1990 y principios de 2000. A medida que se hizo más popular, este interés se convirtió en grupos de adultos con un público más amplio.

Al mismo tiempo, un cambio general en la forma en que el público discute el sexo ha comenzado a suceder. Cada vez más a menudo, la gente se mostraba abierta y sorprendentemente franca acerca de sus intereses sexuales cuando hablaba con amigos e incluso familiares. El auge de los medios sociales también ayudó a aquellos con intereses similares a conectarse y discutir cada acto sexual que puedas imaginar. A medida que se desarrollaba un diálogo entre las personas, más y más parejas se sentían cómodas hablando de clavijas, aunque no era fácil hacerlo entonces.

Vale la pena señalar que, hasta este momento, no existía una palabra específica para el acto sexual de una mujer penetrando a un hombre con un consolador de correa. Así que cuando la gente quería compartir su interés, tenían que explicarlo literalmente. Ahí es donde entra Dan Savage.

El término fue acuñado en 2001 cuando Dan Savage, autor de la columna Savage Love , pidió a sus lectores que nombraran una palabra para describir la práctica. Otras nominaciones para la frase incluían la paja y el lunking pero, al final, Savage lo redujo a tres opciones: punt, peg y bob. Más de 12.000 votos fueron el caso y Peg fue el claro ganador, obteniendo más de 5.000 votos.

Desde entonces, el interés por el clavado ha ido en aumento en los círculos sexuales. Pero hay una gran diferencia entre ser bien conocido en el mundo del sexo y ser el centro de atención de un artículo sobre Buzzfeed. Un episodio reciente de Broad City introdujo el clavado en la cultura pop dominante, al igual que un artículo de Vice ampliamente compartido sobre la experiencia de una mujer con el clavado.

Con el hecho de que el calificativo de “clavado” sea cada vez más frecuente, también es cada vez más común que los hombres sean más abiertos sobre el tipo de sexo que les gusta. El sexo anal en general todavía es visto como un poco tabú en nuestra cultura, pero cuando se trata de hombres heterosexuales y anales, a menudo se encuentra con medidas iguales de horror y repugnancia. El aumento de la popularidad en torno a la fijación de clavijas implica que la gente QUIERE hablar más sobre ello y, es lógico, que hay más hombres en la escena de lo que pensábamos.