Tipsparaseduciraunamujer.com

Secretos, trucos y consejos para ser el hombre ideal

Zinc y la pérdida de cabello – ¿Vale la pena complementarlo?

Una dieta bien balanceada es un componente crucial para un estilo de vida saludable (y una cabeza de cabello saludable para el caso).

Literalmente somos lo que comemos. Los alimentos que elegimos consumir diariamente ayudan a construir nuestras células y a reparar nuestros cuerpos.

Como con muchas cosas, la variedad es la clave para una dieta saludable.

No hay sustituto para comer una amplia gama de alimentos vegetales enteros, repletos de una miríada de vitaminas y minerales importantes. A veces, mantener la dieta ideal puede ser bastante difícil, así que la mejor idea es combinar una alimentación saludable con algunos suplementos sabiamente seleccionados.

El zinc es uno de esos minerales que recibe mucha atención, especialmente en lo que respecta a la pérdida de cabello, y con razón. Los estudios han demostrado que el cuerpo requiere un delicado equilibrio de zinc, y consumir demasiado o muy poco puede llevar a la pérdida de cabello y otros problemas.

En este artículo veremos el papel del zinc en el cuerpo, cuánto necesita, por qué lo necesita y dónde encontrarlo.

¿Qué es el Zinc?

El zinc es conocido como oligoelemento, lo que significa que se necesita en cantidades muy pequeñas para el crecimiento y mantenimiento esencial del cuerpo humano. Otros oligoelementos son el hierro, el yodo, el magnesio, el cobre…. La lista continúa.

El zinc participa en diversos procesos bioquímicos, como la producción de células y el mantenimiento de los niveles hormonales normales.

También desempeña un papel en la absorción de otras vitaminas y minerales importantes, incluidos los mencionados anteriormente.

Por último, pero no menos importante, el zinc está involucrado en la síntesis de proteínas, que son necesarias para el crecimiento y la reparación de las células del cuerpo (incluyendo las del cabello).

En general, sin el zinc muchos de los procesos vitales que ocurren automáticamente en el cuerpo no podrían funcionar correctamente.

Síntomas de una deficiencia de zinc

El zinc es un mineral que no producimos en el cuerpo, por lo que necesitamos obtenerlo de los alimentos que consumimos. Si uno no está consumiendo suficientes alimentos ricos en zinc, o si hay problemas de mala absorción, puede ocurrir una deficiencia de zinc.

Algunos de los principales signos de una deficiencia de zinc incluyen:

  • Pérdida de cabello . Uno de los signos más comunes de una deficiencia. La falta de zinc debilita las células del cuerpo, lo que provoca el adelgazamiento del cabello.
  • Sistema inmunitario debilitado . Una deficiencia de zinc puede debilitar la respuesta inmunológica, aumentando la susceptibilidad a infecciones y enfermedades.
  • Cuando el sistema inmunológico está comprometido, es más probable que sucumba a una infección o a un bicho estomacal, por lo que la probabilidad de sufrir diarrea aumenta.
  • Desgaste muscular. El zinc está involucrado en la reparación de las células musculares. Una deficiencia puede conducir al desperdicio y a la pérdida de peso. También puede suprimir el apetito, lo que potencialmente conduce a la anorexia.

Si no se trata, otros síntomas de una deficiencia de zinc incluyen lesiones cutáneas, psoriasis, acné y reducción de la fertilidad, por lo que es importante mantener niveles adecuados.

¿Cuánto Zinc Debemos Tomar?

Es muy importante asegurarse de que está recibiendo la cantidad justa de zinc. Al igual que en la historia de la infancia “Ricitos de Oro y los Tres Osos”, hay que asegurarse de no consumir demasiado o muy poco.

El NHS recomienda lo siguiente:

  • 5.5-9.5mg al día para hombres
  • 4.0-7.0mg al día para las mujeres

Es importante señalar que las deficiencias de vitamina A y D también son una causa importante de la deficiencia de zinc. Por lo tanto, puede valer la pena asegurarse de que está consumiendo niveles óptimos de estas vitaminas antes de ajustar su consumo de zinc.

Si no está seguro, la mayoría de los químicos o médicos de cabecera podrán proporcionarle una prueba sencilla para determinar sus niveles de cada vitamina y mineral.

¿Por qué es tan importante el Equilibrio de Zinc para la Pérdida del Cabello?

Los cabellos están compuestos predominantemente de las dos proteínas, colágeno y queratina. Una deficiencia de zinc provoca cambios en estas proteínas, que pueden debilitar su integridad estructural. Con el tiempo, esto eventualmente causa adelgazamiento y calvicie.

Una deficiencia también reduce la producción de sebo, un aceite natural secretado por el cuero cabelludo que ayuda a mantener la fuerza de los folículos pilosos.

Mientras que una deficiencia puede causar pérdida de cabello, por otro lado, demasiado zinc en el cuerpo también puede tener efectos adversos.

Las cantidades excesivas pueden aumentar la producción de sebo por encima de los niveles normales. Este sebo se combina con las células muertas de la piel, los productos capilares y los contaminantes ambientales, formando una capa de placa en el cuero cabelludo. Esta capa de placa asfixia los folículos pilosos, asfixiándolos con el suministro de nutrientes y aminoácidos, lo que provoca el adelgazamiento del cabello.

Demasiado zinc también puede elevar los niveles de testosterona. Aunque esto puede parecer deseable (especialmente en los hombres), la testosterona a veces interactúa con la enzima 5 alfa-reductasa, que luego conduce a la producción de dihidrotestosterona (DHT).

Cuando se forma la DHT, reduce el tamaño de los folículos pilosos en personas con una predisposición genética a la pérdida de cabello, y con el tiempo, los folículos más pequeños producen cabello más corto y delgado.

Los niveles elevados de zinc también pueden reducir la absorción de otras vitaminas y minerales importantes como el hierro, el magnesio y el selenio, que son necesarios para un cuerpo en pleno funcionamiento, y una cabeza sana del cabello.

Cuando los niveles de zinc son óptimos, la producción de DHT es limitada. El zinc ayuda a mantener los niveles hormonales regulados, que es una de las razones por las que es tan eficaz en la prevención y el tratamiento de la caída del cabello. Sólo hay que tener cuidado de mantener el delicado equilibrio.

El zinc también juega un papel importante en la producción de ADN y ARN, permitiendo la división de las células foliculares. Esto mejora la integridad estructural del cabello, especialmente durante la fase anágena del ciclo de crecimiento del cabello.

Fuentes alimenticias de zinc

>

Aunque los suplementos de calidad están ampliamente disponibles, el mineral puede obtenerse fácilmente de una variedad de alimentos simples e integrales. Aquí están algunos de los mejores:

  • El germen de trigo tiene la mayor concentración conocida de zinc. También es rico en fibra, excelente para la salud digestiva y para mantener una composición corporal saludable
  • .

  • Las semillas de calabaza también son ricas en zinc. Además, están repletos de proteínas vegetales, hierro y magnesio, todos los cuales contribuyen a un crecimiento saludable del cabello
  • .

  • Los productos de soja como el tofu, los frijoles edamame y el tempeh son todos ricos en zinc, además de ser saludables para el corazón y llenos de proteínas.
  • Las carnes son también una fuente de zinc y proteínas. Sin embargo, pueden elevar los niveles de testosterona, lo que podría tener efectos adversos en la salud del cabello.
  • Los camarones contienen grandes cantidades de zinc y una gran cantidad de otros micronutrientes importantes.
  • Las yemas de huevo también son una buena fuente, aunque también son altas en colesterol y grasas saturadas, que pueden no ser tan buenas para su salud en general.
  • Los granos enteros son ricos en zinc, así como en vitaminas B y fibra.
  • Las lentejas están llenas de proteínas, necesarias para la integridad estructural del cabello. También contienen una cantidad saludable de zinc.
  • Los anacardos son ricos en zinc y están llenos de grasas saludables.
  • Las semillas de sésamo son otra gran fuente de zinc y ácidos grasos importantes.
  • La quinua, el grano antiguo, es otro alimento que proporciona la poderosa combinación de zinc, proteína y fibra.
  • La espinaca contiene cantidades suficientes de zinc. También es rico en hierro, lo que ayuda a mejorar el flujo sanguíneo a los folículos pilosos.
  • El cacao en polvo contiene zinc, así como grasas importantes. Añádelo a tu batido para un impulso saludable del cabello.
  • Los hongos son una gran fuente de zinc, y también son ricos en vitamina D, un micronutriente que mejora la disponibilidad de zinc.

¿Cuál es su fuente saludable favorita de zinc?